Per recuperar els drets dels treballadors i les treballadores de l'Educació      Vine i lluita amb nosaltres!

29 de novembre de 2016

CCOO situa el dret a l'educació com a element vertebrador del pacte educatiu



Acord Consell Federal de FECCOO


La Federación de Enseñanza de CCOO considera el derecho a la educación como el referente esencial para pensar y actuar en todos los ámbito. Asimismo, exige recuperar el ideal de igualdad como el elemento transversal a todo el sistema educativo.

La Federación de Enseñanza de CCOO (FECCOO) aprobó el pasado 17 de noviembre en su Consejo Federal, máximo órgano de decisión entre congresos, las líneas estratégicas para un pacto por la educación. El sindicato exige situar en el eje del pacto el derecho a la educación, considerando el derecho a la educación de cada individuo como el referente esencial para pensar y actuar en todos los ámbitos. Asimismo pide recuperar el ideal de igualdad como el elemento transversal a todo el sistema educativo.

Para hacer esto posible es preciso: 


Recuperar los niveles de inversión educativa anteriores a la crisis (9.000 millones de euros) en una legislatura y tener en el horizonte como objetivo el 7 % del PIB en inversión educativa. 

Avanzar hacia la universalización de la educación en el tramo 0/18 años, a través de la extensión de la red pública, garantizando la gratuidad y poniendo especial énfasis en la extensión de la etapa 0/3 y de la oferta de FP de Grado Medio y Grado Superior. 

Recuperar la equidad en el sistema educativo, reforzando las medidas de atención a la diversidad y los programas de apoyo al alumnado y a los centros educativos en situación de desventaja. Reducir las ratios de alumnado por clase.

Reforzar la igualdad de oportunidades en el sistema educativo a través de una política de becas y ayudas que enfatice su carácter compensatorio y las establezca como derecho subjetivo. Eliminar las tasas en los niveles no universitarios y reducir de manera paulatina las tasas universitarias de grado y master hasta alcanzar los niveles de los 15 países del espacio europeo de educación superior en los que son más baratas. 

Recuperar el empleo perdido a través de un “plan de empleo” que rompa el techo de la tasa de reposición. Reducir las tasas de temporalidad en el empleo, tanto en los sectores públicos como en los sostenidos con fondos públicos, fijando un tope en la tasa de temporalidad/interinidad. Igualdad de derechos laborales de los temporales/interinos respecto a los fijos/funcionarios/as.

Recuperar las condiciones laborales y retributivas de los trabajadores del sistema educativo. 

Definir un sistema educativo inclusivo que evite la segregación temprana del alumnado. 

Eliminar las reválidas y evaluaciones externas estandarizadas que permiten los ranking de centros. Apostar por una evaluación global del sistema educativo que tenga carácter formativo. 

Restituir los servicios complementarios (comedor, transporte escolar…) y devolver los externalizados al sector público. 

Auditar a los centros sostenidos con fondos públicos respecto al cumplimiento de la normativa de escolarización, cuotas… 

Apostar por una escuela coeducativa y laica. Expulsar la religión fuera del currículo. 

Retirar los decretos de universidad que regulan la duración de los grados y los postgrados, la acreditación del profesorado y la instalación de universidades privadas. 
Devolver a los presupuestos de las universidades públicas los 1.179 millones de euros perdidos desde el 2010 y fijar la media de la UE en porcentaje del PIB como horizonte para la inversión en educación superior y en I+D+i. 

Restituir la democracia escolar, devolviendo a los consejos escolares sus competencias en el gobierno de os centros y eliminando el modelo de nombramiento de directores/as de la LOMCE. 

Abrir la negociación de los estatutos docente y universitario.